Se requiere de urgente acción para contrarrestar los impactos en la caída de los flujos de remesas