Patrocinio comunitario, un valioso mecanismo para el reasentamiento de personas refugiadas


Date Publish: 
Monday, October 7, 2019

En el marco del 42º periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, el Estado argentino (a través de su Misión Permanente ante los Organismos Internacionales en Ginebra) y Amnistía Internacional, con el apoyo de ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados) y OIM (Organización Internacional para las Migraciones), realizaron el 20 de septiembre un desayuno de trabajo con el objetivo de intercambiar experiencias sobre el patrocinio comunitario y destacar la importancia de estas iniciativas innovadoras como mecanismos de protección de refugiados y migrantes en países emergentes de reasentamiento.

Patrocinio comunitario

El patrocinio comunitario no tiene una única definición y los diferentes países que lo implementaron adoptaron diversas modalidades. En todos ellos, estos programas permiten a las personas, familias y comunidades comprometerse con la integración de las personas refugiadas, a través de apoyo económico y emocional para facilitar su adaptación e integración en un nuevo país.

Con el “Programa Especial de Visado Humanitario para Extranjeros afectados por el conflicto de la República Árabe de Siria", el llamado Programa Siria, Argentina se suma a estas iniciativas innovadoras para ofrecer vías complementarias de admisión y recepción para la protección de refugiados sirios y facilitar su integración a la sociedad local.

Carlos Foradori, Representante Permanente de la República Argentina ante los Organismos Internacionales en Ginebra, afirmó: “Con este Programa y el apoyo de las comunidades, Argentina ya ha reasentado a 445 personas que han escapado del conflicto armado en Siria. Lo que nos mueve es el principio de la no indiferencia: una violación a los derechos humanos en cualquier parte del mundo es un problema de toda la comunidad internacional. Si cada país hiciera un poco más, viviríamos en un mundo mejor”.

Para la implementación y el fortalecimiento del Programa Siria en Argentina, el gobierno cuenta con el apoyo de organismos internacionales, como ACNUR y OIM, así como diversas alianzas con la sociedad civil como por ejemplo la Red Argentina de Apoyo al Patrocinio Comunitario de Personas Refugiadas. La cooperación de ambas agencias de Naciones Unidas se lleva adelante principalmente a través del Mecanismo de Apoyo para Países Emergentes de Reasentamiento (ERCM, por sus siglas en inglés), el apoyo brindado por la Unión Europea y la Iniciativa Global para el Patrocinio de Refugiados (GRSI, por sus siglas en inglés).

Estas alianzas estratégicas multisectoriales entre gobierno, sociedad civil y organismos internacionales son clave para el éxito y la ampliación de programas de patrocinio comunitario en Argentina y en todo el mundo.

“El éxito de programas de reasentamiento basado en el patrocinio comunitario depende ante todo del liderazgo del Estado y de un rol activo de la sociedad civil. En Argentina, el protagonismo de las organizaciones y comunidades de llamantes así como el liderazgo y activismo de las personas refugiadas que ingresaron al país por el Programa Siria han sido clave en el fortalecimiento de esta iniciativa junto al Estado y las agencias internacionales”, expresó Mariana Fontoura Marques, Directora de Política y Justicia Internacional de Amnistía Internacional Argentina.

Durante el evento, Yliana Abimorad, representante de la Misión Permanente de Uruguay ante las Naciones Unidas en Ginebra, tuvo la oportunidad de compartir la experiencia de Uruguay en relación al Programa de Reasentamiento Rural, el cual fue suscripto en el año 2017 y se encuentra dirigido especialmente a familias centroamericanas. Aunque el programa no se basa en el patrocinio comunitario estrictamente, cuenta con un importante apoyo de miembros de las comunidades que ofrecen vivienda, empleo y contención socio-cultural, lo cual complementa el apoyo socioeconómico y psicosocial brindado por la sociedad civil, con el apoyo del Estado y el ACNUR.  A través de este esfuerzo conjunto, se procura que las familias se inserten rápidamente en el medio, consoliden sus ingresos y generen lazos y redes en la comunidad, de forma tal que puedan adquirir un alto grado de autonomía en el corto plazo.

“El patrocinio comunitario es la representación máxima de los derechos humanos y la dignidad humana en la práctica. Este tipo de programa cambia la forma en la que las personas ven a los refugiados y las vuelve activistas apasionadas por la causa”, afirmó David Manicom, Consultor Especial en Reasentamiento y Patrocinio Comunitario de ACNUR. Mauricio Fallas, Oficial Regional de Reasentamiento de ACNUR en Buenos Aires, agregó que “Por medio del patrocinio comunitario de refugiados, la región del Cono Sur de América Latina nos está dando un valioso ejemplo de colaboración entre Estados, sociedad civil y sector privado para lograr un objetivo humanitario, que genera muchos beneficios tanto a los refugiados como a las comunidades que los protegen”.

Por su parte, Craig Murphy, Project Manager del ERCM, afirmó que “El establecimiento de programas de reasentamiento lleva tiempo y requiere asimismo de alianzas multilaterales. El ERCM es un modelo efectivo en ese sentido, por lo que continuamos construyendo sobre los avances y los resultados ya alcanzados”.

El side event se realizó en Ginebra, Suiza, en el marco del 42º periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Funcionarios de Estados y organizaciones internacionales y de la sociedad civil intercambiaron experiencias y miradas multisectoriales sobre el patrocinio comunitario.