La OIM y la Unión Europea unen esfuerzos a través de EUROFRONT para responder a la COVID-19 en América del Sur


Date Publish: 
Friday, September 11, 2020

El programa de cooperación EUROFRONT, financiado por la Unión Europea, e implementado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP) y la Organización Internacional Ítalo-Latinoamericana (IILA), ha finalizado su primera intervención en América del Sur, consistente en acciones de prevención, protección y detección de casos de COVID-19 en cuatro puntos fronterizos de siete países, incluyendo Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú.

EUROFRONT inició sus actividades mientras la epidemia de COVID-19 se trasformaba en pandemia global. Es por ello, y para manifestar su compromiso y solidaridad con los países de América del Sur, que la Unión Europea decidió dar una respuesta inmediata y coordinada - tanto con la OIM como con los países adherentes a EUROFRONT - para contrarrestar la difusión del contagio de COVID-19.

Las acciones del programa EUROFRONT han incluido principalmente entrega de donaciones de material sanitario que incluyen termómetros infrarrojos, trajes de bioseguridad, guantes descartables, máscaras, barbijos y alcohol en gel, entre otros elementos, con la finalidad de proteger a los funcionarios de gobierno que participan en los controles migratorios, aduaneros y sanitarios en los puestos de frontera, así como a la población que transita por estos pasos, en los casos en que estos se encuentran abiertos.

Adicionalmente, las acciones han incluido la instalación de infraestructura sanitaria, como carpas semi-estructuradas y módulos, para la adecuada atención y aislamiento de las personas que presentan síntomas compatibles con la COVID-19.

Mediante estas acciones se han fortalecido las capacidades sanitarias en cuatro fronteras:  Rumichaca-Ipiales (Colombia-Ecuador), Triple Frontera (Argentina-Brasil-Paraguay), Desaguadero (Bolivia-Perú) y Aguas Blancas (Argentina-Bolivia).

Estas fronteras tienen un alto volumen de circulación de personas y bienes, y se encuentran entre los principales pasos terrestres de los respectivos países. Si bien se han decretado restricciones a los cruces internacionales debido a la pandemia, el control migratorio continúa activo en la circulación de productos y de aquellas personas con permiso para cruzar fronteras, así como en la realización de inspecciones por parte de las autoridades migratorias.

A pesar de que estas acciones no se encontraban entre los objetivos iniciales del programa EUROFRONT, el Jefe de Unidad para América Latina y el Caribe de la Dirección General para la Cooperación Internacional y el Desarrollo (DEVCO) de la Unión Europea, Jorge de la Caballería, explicó: “En apoyo a sus países socios, y dando una respuesta rápida a la pandemia de COVID-19, la Unión Europea decidió reasignar parte del presupuesto y reorientar algunas de las actividades de EUROFRONT para fortalecer las capacidades de los Estados en materia sanitaria, así como donar a Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú materiales de detección, protección y seguridad sanitaria  con el fin de colaborar en la mitigación de esta pandemia ante la emergencia sanitaria desatada a nivel global.” De la Caballería agregó: “Los beneficios del programa van más allá de la respuesta inmediata al COVID-19 y otros retos, ya que actuado de manera integrada no solo tendremos un mayor impacto en América del Sur, sino que además fortaleceremos una gestión eficaz de la movilidad de las personas en base a los principios y valores comunes que comparten nuestras regiones, Europa y América Latina.”

La Jefa de Oficina de OIM Argentina Gabriela Fernández, expresó que: “Mediante estas acciones junto a la Unión Europea, EUROFRONT está contribuyendo no solo a garantizar la protección del personal que trabaja en las zonas fronterizas y los ciudadanos que las cruzan, sino también sentando las bases para comenzar a reconstruir nuestras sociedades en la pospandemia, en la que la movilidad humana deberá ser objeto de nuevos análisis.”

En América del Sur todos los países han impuesto algún tipo de restricción a la movilidad. Las medidas han ido variando a lo largo del tiempo, a medida que ha venido evolucionando la pandemia. En relación con la entrada de extranjeros, las regulaciones que limitan la movilidad de personas se han acrecentado.

En toda la región, el número de casos al 8 de septiembre es de 6.715.676; Brasil encabeza con 4.137.521 casos, en tanto Perú tiene 689.977, Colombia 666.521, y Argentina, 488.007. En términos de mortalidad, a nivel regional el total de fallecimientos es de 218.231. Asimismo, Brasil es el país con el número más alto de fallecimientos, 126.650, seguido por Perú, Colombia y Chile con 29.838, 21.412 y 11.652, respectivamente.

El programa de cooperación EUROFRONT - financiado por la Unión Europea e implementado por la OIM, FIIAPP e IILA - tiene como objetivo contribuir a la seguridad, a la protección de los derechos humanos, así como al desarrollo socio-económico de los países y sus poblaciones a nivel nacional y regional en América Latina. Los ejes de trabajo del programa se enfocan en el fortalecimiento de la gestión integrada de cuatro puntos fronterizos piloto, así como en el apoyo a una migración segura a través de la lucha contra la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes.

Para más información por favor contactar a Juan Pablo Schneider, Oficial de Comunicaciones y Medios, OIM Argentina. Tel: +5411 2284 2210. Correo electrónico: jschneider@iom.int.