Línea 145: una herramienta para denunciar el trabajo forzoso


Date Publish: 
Wednesday, August 8, 2018

La Defensoría del Pueblo de la Nación, la Organización Internacional para las Migraciones y la Organización Internacional del Trabajo unieron esfuerzos para lanzar una campaña pública para promover el número 145, una línea telefónica gratuita que recibe denuncias las 24 horas.

Disponible los 365 días del año durante las 24 horas, esta línea telefónica es gratuita y puede utilizarse para denunciar casos de trata de personas con fines de explotación laboral o sexual. Cuando se detectan indicios de una posible situación de trata, esta herramienta, que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, articula el seguimiento del caso con la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas, que cuenta con fiscales especializados para poner en marcha una investigación preliminar.

“Debemos enfatizar la necesidad de diseñar, implementar y evaluar políticas públicas adecuadas para prevenir y erradicar todas las formas de esclavitud moderna”, dijo Pedro Américo Furtado de Oliveira, director de la Oficina de País de la OIT en Argentina. En los últimos años, agregó, se tomaron medidas significativas para erradicar la trata y el trabajo forzoso: la sanción de la ley 26.842, la creación del Consejo Federal de Lucha contra la Trata y Explotación de Personas y la reciente presentación del primer Programa Bianual de Lucha contra la Trata de Personas, realizada por el presidente Mauricio Macri. Ambas agencias del Sistema de Naciones Unidas participan de las reuniones del Comité Ejecutivo para la Lucha contra la Trata y Explotación de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas

De acuerdo con Furtado de Oliveira, “ahora toca redoblar esfuerzos para que los logros sean más rápidos e inclusivos y cumplir con las metas definidas por la Agenda 2030”. En este contexto, el Defensor del Pueblo con el apoyo de la OIT y la OIM busca que la Línea 145 puede ser más conocida y sea utilizada como una herramienta práctica y sencilla para denunciar el trabajo forzoso. Para ello, los organismos pusieron a disposición pública dos spots audiovisuales que aluden a situaciones reales de trabajo forzoso. En el primer caso, con referencias al sector rural y textil, mientras que el segundo se centra en casos de trabajadores amenazados.

Al respecto, Gabriela Fernández, Jefa de Oficina de OIM Argentina, expresó: “El sector rural y la industria textil son áreas que muestran altos índices de explotación laboral e incluso de trata de personas, delitos que afectan en muchos casos a trabajadores migrantes.”. Fernández agregó: “Ante esta situación, el trabajo en coordinación entre las tres partes potencia los resultados en el combate a estos delitos”.

“La trata de personas constituye una grave violación a los derechos humanos, ya que despoja a las personas de su integridad, dignidad y libertad y las reduce a meros objetos o mercancías”, dijo Mariana Becerra, especialista de trata de la Defensoría del Pueblo de la Nación. Además, explicó que la ley de trata posicionó a ese organismo como “control externo de los planes y programas decididos por el Consejo Federal, como así también, de agente proactivo en la defensa de los derechos humanos de las víctimas”.

Esclavitud moderna, en números

Las estimaciones globales de OIT, elaboradas junto con Walk Free Foundation y la OIM, muestran que actualmente más de 40 millones de personas son víctimas de diversas formas de sometimiento y explotación.

Los ingresos que genera la esclavitud moderna superan los 150.000 millones de dólares anuales.

En América Latina, sus beneficios suman 13.000 millones de dólares: por cada individuo forzado a trabajar embolsan 7500 dólares de ganancias ilegales.

Argentina es uno de los 25 países que ratificaron el protocolo de 2014 relativo al Convenio 29 de la OIT sobre trabajo forzoso, y fue el segundo en hacerlo en el continente, después de Panamá. En esa misma línea, la OIT mantiene su campaña internacional “50 for Freedom”, con el objetivo de que al menos 50 países ratifiquen ese protocolo. A su vez, la película argentina “El Patrón, radiografía de un crimen”, dirigida por Sebastián Schindel y protagonizada por Joaquín Furriel, narra un caso real que pone en evidencia las condiciones físicas y psicológicas que acarrea una situación de trabajo forzoso y grafica las recomendaciones del Protocolo sobre Trabajo Forzoso.

En relación con las cifras mundiales sobre trata de personas, en 2017 la OIM lanzó el portal “Datos colaborativos contra la trata de personas”, el primer portal de su tipo, que incluye registros de casos de más de 80.000 personas víctimas de trata que fueron sometidas a explotación en 170 países. (https://www.ctdatacollaborative.org).

 

Para ver los videos, haga click en los siguientes enlaces:

Campaña de difusión contra la explotación laboral junto a la OIT y la DPN - Spot Nº 1

Campaña de difusión contra la explotación laboral junto a la OIT y la DPN - Spot Nº 2