Día del Inmigrante 2019


Date Publish: 
Thursday, September 5, 2019

Hoy, 4 de septiembre, se cumplen 70 años del establecimiento del Día del Inmigrante en nuestro país, con el que se conmemora la fundación -el 4 de septiembre de 1812- de la Comisión de Inmigración del Primer Triunvirato del Río de la Plata, creada para fomentar la inmigración e incrementar la población.

Desde entonces, la inmigración ha sido parte constitutiva de la historia de la Argentina. Uno de los valores más destacados de esta sociedad es la diversidad que trajeron las diferentes corrientes migratorias de todos los orígenes que llegaron a nuestro país y configuraron parte de la identidad nacional.

Al reconocernos en esta historia y este pasado, no debemos perder de vista que la influencia positiva de las migraciones continúa siendo, al día de hoy, una realidad contundente en nuestro país. Un buen ejemplo de ello se demuestra en los resultados del último estudio presentado por la OIM Argentina, “Integración Laboral en el sector Salud de la población venezolana en la República Argentina”.

Este trabajo releva y caracteriza a los profesionales de la salud venezolanos residentes en la Argentina. Entre sus principales hallazgos, la investigación detectó que la migración venezolana está colaborando, en muchos casos, en la cobertura de vacancias de capital humano en materia de salud.

La inserción profesional de médicos, enfermeros, odontólogos y psicólogos, entre otras profesiones, representa un beneficio inmediato para los migrantes, que pueden trabajar en sus profesiones, pero también para las miles de personas en distintas localidades de la Argentina, que ya no tienen que viajar kilómetros para realizar una consulta médica o visitar un especialista.

Este es solo uno de tantos ejemplos posibles que demuestra, como hemos dicho tantas veces, que la migración, lejos de ser un problema a resolver, es una realidad no solo inevitable, sino deseable y positiva.

Sin lugar a dudas, para que esta dinámica sea posible, también en términos de inclusión y beneficioso para las poblaciones migrantes y locales, es necesario el compromiso de todas las partes involucradas. La Argentina tiene una amplia tradición de brazos abiertos, tradición que resulta importante conservar y continuar fortaleciendo de manera permanente. Para esto, la Agenda 2030, que propone no dejar a nadie atrás en el camino hacia el desarrollo, y el Pacto Mundial para las Migraciones Seguras, Ordenadas y Regulares, son los instrumentos que guían a los países y a todos los actores involucrados en el tema migratorio para que cada migrante tenga una vida digna, en la que pueda ejercer plenamente sus derechos viviendo en libertad y alcanzar todo su potencial como persona.

Por último, en este Día del Inmigrante, desde OIM reafirmamos nuestra misión y compromiso para que los procesos migratorios sean siempre una elección y nunca fruto de un acto de desesperación, empoderando a las poblaciones de migrantes, potenciando su participación y apoyando el vínculo entre ellas y las sociedades receptoras para que se convierta en un círculo virtuoso y un verdadero motor de desarrollo para todos.

 

Gabriela Fernández
Jefa de Oficina - OIM Argentina