Béisbol sin Fronteras: OIM celebró el Día Internacional del Migrante a través del deporte


Date Publish: 
Thursday, February 13, 2020

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) organizó el sábado 14 de diciembre el evento “Béisbol sin Fronteras”, para celebrar la integración en el marco del Día Internacional del Migrante  en el Estadio Nacional de Béisbol, en Ezeiza, Buenos Aires.

El evento contó con la presencia del Coordinador Residente de Naciones Unidas para Argentina, Roberto Valent, y de la Jefa de Oficina de OIM Argentina, Gabriela Fernández, y reunió a los equipos de las comunidades de Cuba, República Dominicana, Japón, EEUU, Venezuela y Argentina, pertenecientes a la Liga Metropolitana de Béisbol y la Federación Argentina de Béisbol.

La jornada contó con un Home Run Derby como exhibición deportiva central, en la que jugaron representantes de todos los países que participan de la LMB, además de stands gastronómicos con comida típica de cada región, actividades artísticas tradicionales, como baile dominicano, tambores Taiko japoneses, percusión venezolana y música cubana.

El béisbol llegó a la Argentina en la década del ’50, de la mano de migrantes japoneses. Si bien es un deporte que no goza de masividad en el cono sur, en los últimos años se encuentra revitalizado y en crecimiento gracias a los flujos migratorios en Latinoamérica, particularmente los provenientes de Venezuela, donde es la actividad deportiva más importante de ese país.

La Liga Metropolitana de Béisbol está conformada por 21 equipos, más de la mitad de los cuales son propios de comunidades migrantes en la Argentina. Además de estos equipos, totalmente conformados por jugadores de las comunidades cubana, dominicana, japonesa, estadounidense y venezolana, la presencia de jugadores migrantes en el resto de los equipos de la LMB y de todo el país es una de las características que distinguen al béisbol argentino.

Durante las palabras de apertura, Roberto Valent destacó “la importancia de las migraciones como motor de desarrollo para las sociedades, y el deporte como vehículo privilegiado para la integración de los y las migrantes en las sociedades de acogida”. Por su parte, Fernández agradeció la participación de todas las comunidades presentes y resaltó que el evento “celebra la cohesión social, concepto central de OIM para este Día Internacional del Migrante”. Para finalizar, sostuvo que “para los migrantes es fundamental contar con espacios de recreación ligados a la alegría, conectarse con otras personas de su misma nacionalidad y costumbres, en un marco de pluralidad, por eso decidimos llevar adelante este evento”.

Alejandro Junco, jugador de Almendares, equipo conformado por cubanos, relató: “el béisbol me lleva a La Habana. Cuando juego, viajo a mi universidad, a las calles donde me crié.” Al igual que él, Carlos Castro, agradeció la posibilidad de contar con un evento de estas características, y comentó sobre Astroboys, equipo donde es capitán: “Yo no le digo ‘equipo’, le digo ‘familia’” en relación al modo en que él y otros migrantes viven el béisbol en la Argentina.

La realización del evento ha sido posible gracias al apoyo financiero de la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM por su sigla en inglés), del Departamento de Estado de los EE.UU.