Lucha Contra la Trata de Personas en la Triple Frontera

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) comenzó a implementar este proyecto en Ciudad del Este, Foz de Iguazú y Puerto Iguazú en enero del año 2006. 

Actividades  

Se desarrollaron diversas actividades con el objetivo de concientizar, sensibilizar y prevenir a víctimas y potenciales víctimas -especialmente mujeres, niñas y niños-, actores clave gubernamentales y de la sociedad civil sobre el creciente problema de la trata y el tráfico ilegal de personas en esa zona.

La realización de encuentros tri-nacionales para difundir la problemática, la realización de una campaña de sensibilización y el apoyo a las redes que articulan organismos gubernamentales y no gubernamentales que abordan la trata de personas, son algunas de las acciones que se implementaron en las tres ciudades fronterizas.

 

 

La Triple Frontera  

La Triple Frontera es una zona donde confluyen las fronteras de Paraguay, Brasil y Argentina. Es una región con una realidad socio – política compleja, donde habitan en forma estable más de 500.000 personas. Convergen allí el cruzamiento de varios límites naturales fluviales, así como tres aeropuertos internacionales cercanos y dos puentes internacionales. Esta zona también se destaca por el movimiento regular e irregular de sus fronteras; un importante número de transporte de camiones de carga las cruza cada día.

Los actores clave locales han señalado que la porosidad de las fronteras y la afluencia de turistas internacionales son aspectos que han agravado el problema de la trata y el tráfico ilegal de personas en la Triple Frontera, más aún cuando se ha detectado la existencia de oferta de turismo sexual infantil.

 

Cualquier persona puede ser víctima de trata

La campaña de información pública realizada en el marco de este Proyecto, puso en evidencia que cualquier persona puede ser víctima de trata y que son las mujeres jóvenes y los niños, niñas y adolescentes de comunidades empobrecidas los más expuestos a este peligro. Incluso las personas que ingresan legalmente a un país pueden caer en redes criminales de trata de personas. Los materiales de campaña de la OIM brindaroninformaciones básicas sobre cómo las víctimas son captadas y las medidas de seguridad para prevenir esta situación y promocionaron, a su vez, los servicios de atención pública de las tres ciudades en las que se puede solicitar ayuda y protección para las víctimas. Los materiales incluyeron spots de tv, radio, impresos y vía pública.

Asimismo, el Proyecto reunió, en distintos encuentros, a más de 300 periodistas, funcionarios, integrantes de organizaciones de base y docentes que participaron e intercambiaron conocimientos con expertos sobre el tema, con funcionarios que tenían a su cargo la difícil tarea de luchar contra este delito y con víctimas del mismo. Paralelamente, los periodistas fueron una parte importante de este trabajo participativo y la inclusión de los docentes permitió el alcanzar uno de los objetivos del proyecto: incrementar el número de actores sociales de la región, que estén advertidos sobre este delito para que puedan instrumentar en conjunto soluciones prácticas y efectivas para combatirlo.

Este Proyecto contó con el apoyo de las Redes de lucha contra la ECSI (Explotación Comercial Sexual Infantil) de cada ciudad, la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia de Paraguay, el Honorable Concejo Deliberante de Puerto Iguazú (quien declaró al proyecto de interés municipal), el Programa Luz de Infancia de Argentina y la Dirección de Asuntos Sociales de la Prefeitura de Foz de Iguazú.